Una Oración por Sri Vrindavan Dham y todos los Sitios Sagrados - Boletín 016 Noviembre 2011



 

 

 

 

 

 

 

Queridos devotos y amigos

Vrindavan Parikram Ki Jay Ya estamos por terminar Kartik Vrata, nuestros votos este año fueron reafirmar el servicio al Santo Dham y a sus devotos. Estar aquí es volver a casa, de vuelta en Vrindavan. Llegamos a orar por nuestro servicio y conectarnos con más dedicación a la conciencia de Krishna. Anhelamos hacer un mejor servicio para los demás. Quiero compartirles esta meditación sobre la importancia de los lugares sagrados.

La filosofía Vaisnava nos habla de las glorias del Santo Dham, y su poder de limpiar nuestro corazón. Mi maestro espiritual me inspiró a establecer embajadas de Vrindavan en todo el mundo. Durante años visité Vrindavan con esta esperanza en el corazón. En mis visitas he sido testigo de cómo la falta de conciencia medio ambiental impacta en la forma de como las personas aprecian el lugar sagrado. Tristemente el plástico, el mal manejo de los desechos y la falta de información esta alejando a los peregrinos de los lugares sagrados. Que decir de apreciar toda la cultura mística de la India. Entonces concluí de apoyar los pequeños intentos que los mismos habitantes están realizando por salvar este patrimonio de la humanidad. La belleza de Vrindavan no radica en el orden y la limpieza, si no en la pureza de los corazones que viven aquí. La suprema personalidad de Dios realizó sus bellos pasatiempos, sus devotos los recuerdan las 24 horas del día. Esta es la mística de Vrindavan, Krishna se quedó con ellos eternamente y ellos eternamente para él. Ahora puedes entender por qué queremos este lugar bonito, por eso la limpieza de este sitio sagrado no es para Vrindavan en si, es nuestro corazón el cual debe ser limpiado de todo aquello que nos aleja de Dios. Por ello, tomé este compromiso de cada vez que vuelvo aquí, continuar y aumentar los proyectos de limpieza del Dham.

Desafortunadamente, aún nos falta mucha conciencia, estamos usando plásticos que vuelven infértil nuestra tierra, cada mal paso que damos en contra de la preservación de los recursos naturales es una oportunidad menos que tenemos de salvar lo bello y puro que Dios nos ha regalado. Sin embargo, poco a poco vamos intentando recuperar la belleza de Vrindavan. Nuestro servicio a Vrindavan es un deber que tenemos con nuestros sitios sagrados y con la Madre Tierra en general. Este mensaje también se aplica a todos los lugares naturales que poco a poco se extinguen por el mal uso que les damos, por el abuso contra los ríos, suelos, animales, qué decir de la forma en como producimos nuestros alimentos. ¡Ni pensarlo!, Intentamos dar un buen ejemplo, humilde, pero un buen ejemplo de como servir el santo Dham de la pareja Divina

El Upadesamrita#, declara que una de las 5 actividades espirituales más importantes es vivir en un lugar sagrado como Mathura. Por ello debemos aspirar a algún día visitar Vrindavan y dedicarnos de corazón en protejer su belleza natural.

Entonces yo le pido a mis amigos, por favor participen. Personalmente me he involucrado con grupos locales para coordinar proyectos de restauración y limpieza. Recién estamos comenzado y les digo : ! hay mucho por hacer¡. Mi meditación me llevó a realizar que la misericordia de Vrindavan nos permite servirlo de esta forma. Pues si Vrindavan no tuviese ninguno de estos problemas quedaríamos sin servicio.

Dios vino para entregar su mensaje de amor. Este amor no excluye a la Madre Tierra, todo lo contrario Krishna nos enseñó a amar a las vacas, a la colina de Govardhan, al río Yamuna y la sagrada tierra que tocó los pies de Srimati Radharani . En el amor tenemos muchas tareas : amar a la naturaleza, amar la Verdad, amar el servicio desinteresado, amar a los animales, amar a nuestros hermanos, amar todo aquello que es eterno y está mas allá de nuestra compresión. Si nosotros no cuidamos lo que nos han dado para proteger, ¿qué clasé de mensaje estamos dando ?. Si no cuidamos nuestra Madre, ni preservamos nuestros sitios sagrados ¿qué clase de ejemplo damos al mundo?. Y ¿cómo el mundo va a valorar esta cultura del amor divino?. Debemos difundir este mensaje por todos los medios posibles. Cuando los hombres no cuidan la Tierra, ella sufre por eso y cuando la madre sufre los hijos sufren también.

Queridos lectores; visitar Vrindavan y hacer el peregrinaje no es un ejercicio para los ojos, no descuiden la esencia pensando que el mejor recuerdo lo tienen las imágenes. El objetivo se obtiene dando todo lo profundo del corazón y grabándose el mensaje del amor de Vrindavan, de Krishna.

Con afecto desde la Sagrada Tierra de Dios, Sri Vrindavan Dham.
Su servidor
Swami B A Paramadvaiti