¿Qué significa morir en nuestro egoísmo para nacer en el servicio a los demás ? - Boletín 017 Marzo 2012


 

¿Qué consejo dar a aquellos como al gran rey Pariksit Maharaj, al recibir la noticia que su vida se le acabaría en poco tiempo? Primero hay que ser valientes, luego ser sabios o buscar sabiduría. Facundo Cabral, cantautor argentino, dijo: "Los que se han muerto no se han muerto de verdad, sólo se han adelantado hacia donde tenemos que ir todos y nos están esperando para llegar también". El que decide quién se va de este mundo y en qué momento es Dios mismo. Dios nos trae aquí, Dios nos lleva. Nadie más puede decidir esto.

En la India, Yamaraj es la representación de la religiosidad. Yamaraj también es Dharmaraj, Dharmaraj también es Yudhisthira, mejor dicho, la más alta jerarquía de la espiritualidad está plenamente presente en todo esto que se llama partir de este mundo, entonces imagínense semejante presencia sagrada en la muerte.Sabemos que algún día vamos a morir pero tenemos la tendencia de vivir muy superficialmente, por esto cuando viene un aviso de esa índole, que nos queda un semana, un mes, dos meses, etc. nos asusta por que no sabemos qué hacer o cómo enfrentar la situación. Simplemente no vivimos preparándonos para el momento final. Si es el caso que sabemos cuando vamos a partir, sería el momento de entrar en una profunda reflexión e interiorización en temas espirituales. ¿Qué es la muerte? ¿Quién nos dijo que no hay que pensar en la muerte? ¿Qué importancia le damos a un evento el cual puede darse hoy mismo? ¿Quién le quitó lo sagrado al morir? ¿Te has preocupado realmente de buscar respuestas sobre este tema? ¿Quién es autoridad en el tema de la muerte? ¿Estas realmente satisfecho con las respuestas que obtienes a estas preguntas?

Los Vedas declaran que la muerte es el momento cuando salimos del cuerpo. De acuerdo a nuestras acciones y a nuestro deseo de servir, podemos ir a la dimensión donde podemos seguir avanzando o volver a este mundo de explotación. Esto quiere decir que la vida es una constante preparación. Cumplimos el propósito de la vida si logramos renunciar nuestro deseo de explotar a los demás y nos rendimos a la voluntad divina.Srila Prabhupada, mi maestro espiritual, nos enseñó a vivir cada día como el último día. Tomar en serio cada minuto de la vida y nos enseñó a cómo aprovechar cada minuto también. Cuando uno, finalmente, ya sabe "me voy a morir", debe aceptarlo como una bendición.

Generalmente las personas cercanas al momento de morir, piensan en cómo corregir los errores de la vida o en cometer más errores en su búsqueda de disfrutar todo lo que le queda. Ciertamente, la misma muerte es una gran purificación pero hay acciones que sólo se corrigen en una nueva oportunidad. En la vida, pecar y orar no empatan. Al contrario, en los Vedas se dice que actuar mal conscientemente y orar pensando contrarrestar la reacción, no sólo es una pérdida de tiempo sino otra mala acción, una ofensa a la oración. Sólo con un corazón arrepentido podemos acercarnos a Dios pidiendo misericordia.

Por otro lado, tenemos esperanzas. El cantar de los Santos Nombres del Señor es algo tan poderoso que el más mínimo esfuerzo hecho en esa dirección lo puede a uno salvar de los peores peligros que pueden existir. En otras palabras, mis queridos amigos, el Santo Nombre y el arrepentimiento son supremamente poderosos y pueden ayudarte a salir de lo más difícil de la vida. El Santo Nombre de Krishna puede llevarte al mundo espiritual, eso es el regalo más grande de la vida y lo consigues cuando te refugias en Krishna y sus devotos.
Ahora me encuentro en la India. Es una misericordia de Krishna volver al Santo Dham y meditar en cómo servir al mismo Dham, cómo servir mejor a los demás y prepararnos también para morir en algún momento. Aprendemos muchas cosas y no aprendemos el arte de morir, también eso debemos aprender. En cualquier momento nos toca salir pero mientras tanto estamos a disposición de la humanidad. Aquí aprendemos que, antes de morir, debemos hacer algo por el mundo.

Desde la cuna de la espiritualidad, ofrezco mis sinceras oraciones a todos aquellos que están en una situación así o tienen un familiar en esta condición. En otro sentido, mi oración es para todos, para aprovechar cada día en hacer el bien. No vamos a llorar por que nos vamos a morir, lloramos por que todavía no sentimos amor por Krishna. ¿Cuando lloraremos por despertar amor por Dios? Quien llore por tener amor ya tendrá algo de amor. Mejor dicho, una expresión natural de amor es realizar que nos falta amor, lo que significa que ya está teniendo un poquito de amor. Conciencia de Krishna es una escuela para aprender a llorar dijo un hermano espiritual. Llorar con amor, llorar con devoción por el amor.

Su servidor
Swami B A Paramadvaiti