¿Cómo podemos proteger a la Sagrada Madre a través de un consumo responsable? - Boletín 019 Mayo 2012

Muy queridos lectores,
Durante este tiempo hemos estado trabajando por la protección ambiental, el consumo consciente  y los derechos de la Madre Tierra. Un ejemplo de ello en Suramérica es Ati Quigua, quien busca proteger los derechos de la Madre Tierra. Ella representa a los Koguis y Arhuacos quienes hacen un llamado para cuidar nuestro medio ambiente.

En Colombia, algunos artistas hicieron una producción musical para incentivar el cuidado  y prevenir  la destrucción de la Madre Tierra. Los Arhuacos han defendido su hábitat desde mucho tiempo atrás,  pero a través de este proyecto llamado “Abre Sierra”, ellos hacen su llamado para concientizar al resto de mundo de la importancia que esto tiene.

Por lo general, olvidamos los grandes impactos químicos que sufre la Madre Tierra, como la situación de los reactores nucleares de Japón. Dormimos pensando que  las destrucciones químicas son momentáneas. Los rusos fueron impactados con Chernobil, pero ahora la energía nuclear está en las manos de los grandes expertos técnicos. En realidad, este mundo está en un gran peligro por el deseo de explotación por parte de las empresas y esa explotación está prácticamente en todas las áreas.

Solamente si uno vive una vida sencilla, usando los recursos solo para servir a Krishna, evitando lujos innecesarios, uno podría decir que ha hecho frente a la situación actual, pero nosotros dormimos con problemas, como los reactores nucleares, la contaminación química, la desaparición de especies y la perdida constante de recursos naturales. Entonces, ahí nos preguntamos: ¿Qué podemos hacer?

Comparto  esto como respuesta a  nuestra negligencia de no producir comida orgánica, de no promover los baños secos, de no poner atención en nuestra agua, aire y otros aspectos ambientales.  Hay que cuidar a nuestra madre, hay de promover los valores superiores, en otras palabras, nuestras campañas deberían ser tomadas mucho más en serio.
La enseñanza del yoga es un proceso holístico, que abarca todos los aspectos del ser humano. El Señor Krishna enseña las diferentes etapas del yoga, pero lo más importante, es enamorarse de la Divinidad, cantar los Santos Nombres, estudiar el Srimad Bhagavatam y servir a un devoto puro, eso es verdadero. Pero las personas también esperan orientación de los devotos de qué hacer y qué no hacer en este mundo. Srila A.C. Bhaktivedanta Prabhupada en sus comentarios del Srimad Bhagavatam nos da muchas recomendaciones de la vida espiritual con conciencia del medio ambiente.

Los desastres naturales que acontecen son sólo un despertar. Por ejemplo, quién sabe qué territorio de Japón estará inhabitado por un tiempo y Hong Kong sólo está a cuatro horas en vuelo. La nube de Chernobil afectó a toda Europa en esa época, las plantas nucleares son a fin de cuentas bombas atómicas en potencia, algo totalmente indeseable.  Lo que el mundo necesita es mesura, consciencia de consumo y por supuesto Conciencia de Krishna.

Me gustaría despertarlos a todos, mis amigos y lanzarles un llamado de atención y ¿cuál es este llamado?  Es el llamado en contra de la matanza de los animales, penosamente, la mayoría de los países en este momento están en agonía promoviendo la matanza indiscriminada de animales para lucrarse, la cantidad de atrocidades que el hombre hace en contra de los animales o en contra de la madre naturaleza es tan grande, que solamente un tonto no se daría cuenta.

El amor por Dios, el amor universal, es lo más importante.  Por eso, no podemos quedarnos silenciosos  frente a las calamidades que el hombre está creando a la tierra. Srila Prabhupada lo anunció y el mismo Srimad Bhagavatam, lo pronosticó. Tenemos que intensificar nuestras actividades espirituales, nuestros retiros espirituales, nuestras conferencias y cómo mejorar la situación ambiental de la comunidad en la que vivimos.

Los indígenas de Sudamérica, realizan mantras de purificación para la Madre Tierra, realizan votos para que sus generaciones precursoras cumplan en protegerla, evitan las comodidades y preservan el ambiente natural del lugar donde viven. Así, ellos creen en una idea sencilla para cambiar el mundo: ¡Consumo responsable!  Nosotros podemos  cambiar  el mundo con productos sanos, libre de transgénicos, que proporcionen bienestar y protección al planeta.
Me siento comprometido a gritar sobre la necesidad de protección hacia la sagrada madre,  Bhumi mata, quien es representada por la forma de una vaca. La religiosidad y el amor son manifestados por Bhumi, quien nos da la vida y durante ella nos provee alimento. Así, sentimos aún más la necesidad de llevar el mensaje de Srila Prabhupada a la humanidad. Compasión, hermandad y bondad, eso es lo único que nos aleja de la mente abusadora que siempre quiere ganar.

Este mensaje es para todos ustedes, espero que después de leerlo, cada uno se sienta aún más comprometido con esta causa.




Con afecto,
B.A. Paramadvati Swami