La Música del Alma

Para comenzar, hay que admitir que a todos nos gusta la música. Así, existen muchas variedades y entre ellas está la música del alma, la cual es muy confidencial pues brota del mismo plano espiritual. El sagrado ‘Om’ es el sonido creador que proviene directamente de Dios. También es el sonido de la caracola del Señor Supremo cuando da inicio a esta creación. Pero más allá de este sonido ‘Om’ está el de la flauta de Krishna, en la que Él toca la quinta nota para despertar a las almas e invitarlas a Su gran amor trascendental. Todos los seres somos Sus hijos e hijas, y nos invita por Su grande e inmensa misericordia para ir a Vrindavan, a la tierra del amor.



Veda Mata, la madre de todos los Vedas, es el Gayatri mantra. Gaya-tri, lo que se canta para liberarse de este mundo, y este Gayatri lo revela la flauta de Dios. Es la glorificación del amor eterno. La música secreta del alma es la que hace vibrar nuestro corazón en sintonía con el Amor Divino. Todo lo que inspira dentro de nosotros el agradecimiento, la alegría, la compasión, la unión con los demás, el sentirnos unidos con el Señor Supremo cuando nos volvemos un alma, una vida con el Señor, cuando no hay más intereses separatistas, egoístas, que nos mantienen en el mundo de la desarmonía. Esto es lo que viene de arriba y comienza a vibrar dentro de nosotros.

Por otro lado, los sagrados mantras, los kirtans, los bhajans, nos llevan, nos transportan a la consciencia correcta que está en armonía con la voluntad del Señor. Nos dan aliento, nos dan fuerzas, nos permiten estar cerca de nuestro Señor, porque Él y su Santo Nombre no son diferentes: “abhinatvam nama-naminoh”: “No hay diferencia entre el Señor y Su nombre trascendental”. Las descripciones de Sus pasatiempos son también trascendentales. Los temas referentes al Señor, Hari katha, Krishna katha, son música para los oídos. Y cuando éstos hablan del Srimad Bhagavatam, de la bella historia de la Suprema Personalidad de Dios, también se vuelve música en los oídos de las personas sinceras y ansiosas que quieren vibrar en sintonía con la música secreta del alma.



Todos los sonidos cósmicos, todo lo que existe en este mundo, vienen del sonido original. Pero el sonido de los chismes y el de las conversaciones mundanas no nos une con el Señor, ni la mentalidad egoísta, todo esto que nos aleja del Señor y Le es opuesto. En el mundo de los sonidos perversos también se habla de amor, también se habla de muchas cosas que llaman la atención, pero nunca pueden satisfacer nuestra alma, porque son intentos de ser feliz sin Dios, de sustituir a Dios con algún tipo de objeto sexual donde el amor se vuelve lujuria, solamente interesado en una satisfacción material temporal.



Por eso la música secreta del alma se encuentra en los Nombres del Señor. ¡Es algo maravilloso!


Hare Krishna Hare Krishna

Krishna Krishna Hare Hare

Hare Rama Hare Rama

Rama Rama Hare Hare



La música secreta del alma nos puede llevar a la perfección de la vida. Hasta el momento en que tengamos que partir de este mundo, lo más importante es que estemos en conexión con Él. Por ello, incluso en los diferentes eventos musicales, en el estilo de música que sea, lo más importante es pensar en Dios: “yena kena prakarena manah krsna-nivesayet”.



Hay que pensar en Dios, hay que ofrecerle nuestro corazón y hay que invocar Su presencia por recordar Sus mensajes y por meditar en Él. Esto es lo más importante y lo que más deseamos es que todos conozcan la música secreta del alma, para que vuestra vida esté llena de cantos y de bailes espirituales y así puedan acercarse al mundo del amor... Y, ¿cuál es este mundo del amor? ¿Qué es Vrindavan? Es donde cada paso es un baile y donde cada palabra es un canto de devoción. Allí vamos a sentirnos en casa y todas las discrepancias y diferencias que hay en el mundo por estar alejados del Señor van a desaparecer.



Bienvenidos al mundo de los mantras, al mundo de la música secreta del alma. ¡Hare Krishna!