Distribuir el Sagrado Nombre de Dios


Queridos devotos y amigos de la Verdad:


Recordando hace unos días la aparición del Srimad Bhagavad Gita, quisiera dedicarle algunas palabras: sólo cuando ves que algo empieza a decaer empiezas a prestarle atención y como el alma no decae, no quieres prestarle la importancia que merece, es así, que incluso muchos dicen que el alma no existe. Sin embargo, gracias a Krishna, tenemos el Bhagavad Gita,  texto en el cual Dios mismo explica todos estos temas. Si no alcanzas a dimensionarlo es porque no lo has leído aún. En el Gita se narran temas completamente positivos para nosotros, no es un libro de un autor que busca tomar ventaja del lector. El Bhagavad Gita sólo nos beneficia. La cultura védica es la cultura del amor, no es la cultura de los negocios o de ir alrededor del mundo con armas para someter a las personas. Es la cultura de entregar sin parar.


El destino que forjas depende de tu preparación, por ello  debemos considerarnos en formación constante, en aprendizaje constante. Debes estar armado con la “espada del conocimiento trascendental” y luchar contra la ignorancia. ¿Cuál es la espada del conocimiento?, ¿cuál es el arma más poderosa que podemos recibir de él? La respuesta es la Verdad. Así se indica que lo más real y grande es que siempre pienses en Dios, te vuelvas Su devoto y desarrolles amor por Él. Dios sólo puede ser entendido por medio del amor. Ese es el mensaje del Bhagavad Gita.


A cada paso que des y en todo momento estamos aprendiendo lecciones fundamentales para la vida y todas las lecciones se enfocan en que debemos aprender a amar y eso sólo será posible cuando se desarrolle amor por  Dios. En los templos nos enseñan a amar a Dios mediante la lectura del Bhagavad Gita. En este libro no hay una sola palabra que no tenga un mensaje importante: "Mi querido Arjuna esta naturaleza externa es inferior y más superior a esto es Mi Naturaleza que compone a las almas”.


Actualmente, las personas se alarman con cualquier cosa, pero en esencia se alarman porque no ven un futuro en la realidad espiritual, entonces ¿qué hacen? Pues se alarman con las cosas materiales, pero no se alarman con la violencia en el cine, no se alarman por contaminar los ríos, no se alarman por hacer cosas que son tan notablemente dañinas, sólo se alarman con cosas tan ficticias que se supone van a suceder afuera.


Estamos en peligro, no hay ninguna duda de eso. Desde que nacemos hasta que morimos, estamos en peligro. Sin embargo, el peligro no es la muerte, el peligro es el nacimiento, porque el que muere va a nacer y el que nace va a morir. Eso es un cuento viejo, el punto no es el 12.12.12 (fecha en la que muchas personas dijeron que se acabaría el mundo). Esto es como la especulación. Más bien tenemos que trabajar mucho en todo lo que tenemos que hacer para que nos vaya bien. Cantemos Hare Krishna y después de cualquier supuesto desastre seguiremos cantando. Siempre debemos cantar Hare Krishna, nunca debemos dejar de hacerlo, no se trata de ver que no se destruye el mundo y entonces querer seguir disfrutando por un camino que los aleja de su verdadera realidad y razón de vida.


Desde Vrindavan, les mando este mensaje que espero los llene de entusiasmo para predicar y lograr un cambio real de conciencia. ¿Cuál es el secreto? Distribuir por el mundo el Sagrado Nombre de Dios en todas sus formas.


Les deseo un comienzo de año muy animado, mucha fuerza. Nunca pierdan el ánimo de ayudar a los demás, esto es vida. Manténgase cuidando sus cuerpos, pues son de Krishna. Hay que proteger la salud para poder predicar por todos lados.


Que el próximo sea un año de nuevos impulso.