La Libertad

Existe un concepto errado de libertad en la sociedad, una idea de libertad anárquica, sin objetivos, sin camino ni organización. Existe también la libertad real que nos lleva al ideal de una vida superior, una vida responsable y consciente. Así, debemos aprender a distinguir entre libertad irreal y la libertad real.

Existen muchas leyes naturales que rigen nuestras vidas y la naturaleza. Por ejemplo, para tener un vegetal en la mesa hay un proceso que queramos o no se debe realizar. Hay que preparar la tierra, sacar la maleza, buscar una buena semilla, sembrarla, regarla, cosecharla luego de un tiempo y al final llegará a tu mesa. Entonces todo tiene un orden natural, y este orden natural, este proceso no es anárquico, es un proceso que tiene su origen en una concepción real de libertad y cooperación.

Ahora, existe la libertad irreal. Por ejemplo la droga. Mucha gente manifiesta sentirse libre al consumir drogas, pero su dependencia de este tipo de autodestrucción es tal que se convierten en esclavos y no en personas libres. La verdadera libertad es aquella que involucra la responsabilidad de existir dentro de un orden superior, el cual es generoso y armónico. Así como existen leyes y una constitución que el ciudadano debe cumplir para gozar de su libertad dentro del mundo civilizado, también existen leyes naturales superiores que rigen el equilibrio del planeta y, por supuesto, de todos los seres que conviven en el.

Hay muchas formas de ser libres. Con respecto a la política podemos decir que la verdadera libertad es la que nos permite pensar y expresarnos contra lo que no beneficia al pueblo, al planeta o a sus residentes. Una vida sana nos permite estar libres de las enfermedades y otros males que nos hacen esclavos de la industria farmacéutica (más vale volver a nuestras raíces naturales y adoptar la medicina preventiva, o sea, la fitoterapia). Económicamente también podemos gozar de cierta libertad comprando solo lo necesario, dejando la monstruosa influencia de la publicidad. Apagar la televisión es un acto heroico de libertad, dejar atrás toda esa influencia manipuladora y destructora del juicio crítico.

En fin, libertad de la codicia, libertad de la envidia, libertad del abuso, libertad de las tantas mentiras con las que nos han bombardeado en los últimos 50 años de materialismo, consumismo y capitalismo despiadado.

En otras palabras, libertad significa sentirte satisfecho con lo que tienes, tener la conciencia de que todos somos hermanos, libres y responsables ante nuestra Madre Naturaleza y Krishna, y que debemos luchar juntos para mejorarnos a nosotros mismos, y así, al mundo también. Este es nuestro concepto de libertad.