La espiritualidad es una lucha positiva

Queridos amigos, lo que les quiero hablar es que en la vida espiritual hay que encontrar aquello que te hace eterno. Resígnate amigo, ya eres eterno, no hay nada que hacer al respecto, pero la eternidad es una eternidad bella, donde desarrollas tu potencial infinito de servir feliz y experimentar crecimiento infinito. Hay momentos que parece que ya no puedes continuar, pero no es así. La vida es capítulo tras capítulo hasta la eternidad. Imagina, no tenemos otra opción, tenemos que seguir adelante. Tenemos que seguir en el camino pase lo que pase. Sin brazos ni manos, toca seguir como culebra, pero tenemos que seguir adelante, todo movimiento tiene su destino.

Cuando hay tropiezos en los votos que voluntariamente aceptamos, en realidad son momentos de reflexión que nos empujan a refugiarnos más en la práctica espiritual, entonces no es del todo malo. En la vida los problemas son enseñanzas. Si encuentras un problema no debes salir corriendo, debes solucionar los problemas para así poder avanzar. Así es la vida, hay que levantarse sea lo que sea, hay que continuar en la dirección de nuestros ideales. En realidad nuestra vida es una vida de servicio a nuestros ideales, y nuestros ideales son la búsqueda de la pureza, la descontaminación y de no estar condicionados.

Cometer errores e irse al mundo material cometiendo más errores no es inteligente y ayuda menos. Debemos más bien, estar en una posición superior, luchando por corregir nuestros errores, esa es una lucha positiva. Debemos tomarnos la vida espiritual a pecho, si uno no tiene pasión por algo uno se vuelve tibio, y tibio significa que no pasa nada. ¿Frío, tibio o caliente? La espiritualidad es caliente. No es fría ni tibia...es caliente. Y si nos movemos al lado frío, estamos perdidos y en el lado tibio estamos en peligro. Entonces, cuando Krishna ve que nos movemos hacia el lado tibio, a veces viene y nos da un mazo. Y ¿qué haces cuando te caes? ¿Te quedas en el piso condenándote? Y diciendo: ¿Por qué me caí? Este horrible piso que me hizo caer, de seguro él es culpable de mi caída. Pero, no. Con la ayuda del mismo piso te levantas, empujándote hacia arriba. Perdonar y arrepentirse tanto, tanto que uno no tiene ganas de volver a caer. Porque es justamente en el momento del arrepentimiento que uno llega a sentir iluminación y aprecio por la misericordia de Sri Krishna.

La vida está llena de pruebas. Como Albert Einstein dijo: “los problemas no son problemas realmente, porque si hay un problema estás forzado a ir a un nivel más elevado para solucionarlo”. Entonces no era un problema, era un impulso para llevarte a un nivel más elevado.

Debemos ver la mano de Dios en todos lados y en todo, nunca desesperarnos y ser agradecidos. Has cosas grandiosas en tu vida, no malgaste tu tiempo con cosas tontas. Usa todo para el placer de Dios, entonces cada segundo de tu vida se volverá precioso, más y más hermoso porque tienes una relación especial con Dios.

Con afecto,

Swami B. A. Paramadvaiti