Camino hacia la devoción

Queridos amigos una vez más estamos aquí reunidos a través de este boletín para hablar un tema muy hermoso e importante, que es la Devoción.

La devoción nace cuando estoy disgustado con la crueldad y la mentira, la devoción es algo divino y muy fino. Debemos aprender a llorar por la ausencia de divinidad en nuestras vidas y en ese momento sucederá algo muy especial en el corazón, pues despertará el deseo de aprender acerca de la devoción, que es la verdadera belleza.

La devoción añade valor a tu vida y hace al ser desarrollar la gloria de su existencia. Devoción significa no engañar, aceptar la esencia de la vida, ser sincero, siempre hay que estar despertando la conciencia y vivir para aprender a amar. Los 4 principios regulativos son para amar.

Devoción es sinónimo de alegría, felicidad y futuro, por eso Bhakti yoga o devoción es el camino más enriquecedor para el planeta y para los seres humanos, es el regalo que abre el tesoro de tu propio corazón y lo puedes probar, lo puedes averiguar y surge en el corazón a través de la fe. Esta fe es el tesoro de la vida, el camino hacia la devoción. Después de leer el Bhagavad-Gita, debemos llegar a la conclusión de que se deben abandonar todos los demás compromisos y adoptar el Servicio al Señor Supremo, Sri Krishna. Si uno está convencido de esto, de esta filosofía de servir a la Suprema Personalidad de Dios, eso es Fe, y el desarrollo de ella es el proceso de la Conciencia de Krishna. La fe puede ser ciega, lo cual implica que una persona acepta cualquier cosa sin un criterio de crítica personal o de su propia conveniencia. La fe ciega se encuentra en el imitacionismo, en donde la gente quiere imitar algo, de manera fácil, para lograr algo personal con un fin egoísta.

Cada acción trae una reacción, esa es una enseñanza de vida y es por esto que se debe tomar el camino correcto. No importa cuánto cueste la devoción, porque la necesitamos y es la clave para tener una vida dichosa. Ni con tu poder ni conocimiento, ni soberbia lograrás nada, pero con tu amor, con tu compasión si lograrás mucho. Ese es mi mensaje.

Yo no creo en Darwin, pero creo en el alma, en la devoción, en el agradecimiento, en el vegetarianismo, en el Pacto Mundial Consciente, en todos los proyectos que se están desarrollando para el servicio a Krishna en los distintos lugares, creo que todos somos iguales, que nadie es mejor que otro, todos somos hijos del mismo Padre, y ahora es momento de poner en práctica todo el aprendizaje consciente.

Así es que, queridos amigos, no duden en tomar y aprovechar este bello camino de la devoción. Les deseo a ustedes lo mejor, lo mejor en el Sendero Espiritual, no existe ninguna condición sin problemas en este mundo, y si vamos a pasar una vida difícil, más vale que lo hagamos con un propósito Superior Espiritual, con devoción en lo Divino, todo aquello que nos dirige a Dios

Swami B. A. Paramadvaiti