Mensaje para el 2015

Queridos devotos y devotas de la Familia Vrinda:

Termina el año 2014, el 30avo aniversario de nuestra familia espiritual y entramos en el año 31. Vivimos cambios constantemente; estamos volviendo a generar el movimiento de sankirtan con gran potencia y con una inmensa distribución de literatura y de materiales de la Conciencia de Krishna. Este es un tipo de bombardeo trascendental con los néctares más diversos para las personas. Debemos preocuparnos por las personas y llegar a sus corazones. Predicar significa eso.

En estos años aprendí que el presidente del templo debe sentirse responsable por todos los que viven en la ciudad donde él tiene su servicio. ¡Qué concepto más revolucionario! Por ejemplo, al vivir en la ciudad hay muchos eventos todos los días y si los devotos no están presentes en estos eventos entonces a las personas les parece que somos indiferentes o arrogantes. Por ejemplo, debemos participar en los diferentes encuentros interreligiosos y culturales del lugar donde está el templo.

Tenemos que estar presentes predicando en cada área. Diplomacia trascendental significa abarcar todas las áreas de comunicación e incluso tener un buen contacto con los líderes de la ciudad, alcaldes, etc. Muchas veces los devotos no han hecho eso por falta de tiempo o costumbre, pero es necesario. Por ejemplo, en Bogotá, el Eco Yoga Festival es una revolución de contacto con las personas. Todas estas ideas se pueden expandir y ampliar mucho más, sobre todo en lugares donde hay grupos grandes de devotos.

Con este espíritu de prédica les deseo un buen año nuevo. En el mundo material se acostumbra quemar el año que pasó en la forma de la figura de un muñeco viejo que representa todo aquello de lo que quieren deshacerse, pero luego vuelven a cometer los mismos pecados. En Colombia incluso van a visitar a sus madres para pedir perdón y comer buñuelos y natillas. Lo importante es que el nuevo año se convierta en un esfuerzo constante por volvernos mejores personas.

Les deseo que tengas una bonita celebración con un exquisito prasada de despedida de fin de año y que, a pesar del ruido de los fuegos artificiales, puedan descansar bien y comenzar el 2015 con un tremendo kirtan constante que despierte a todas las almas dormidas.

Jaya Prabhupada Patita Pavana!
Sin él y sin ustedes me siento completamente perdido.


Los quiero mucho

Swami B.A. Paramadvaiti