Divina Misericordia

Queridos lectores,

En el presente boletín quiero entregarles un mensaje especial sobre la Divinidad. En la tradición vaishnava existe una gran variedad de deidades que permiten al devoto conectarse con lo divino, las cuales representan la misericordia del Señor quien es omnipresente y omnipotente. Por lo tanto, la deidad también tiene estas características ya que no hay diferencia entre el Señor y Su representación. Muchas personas pueden confundirlas con imágenes pero no lo son, ya que no provienen de la imaginación, por el contrario es el mismo Señor quien se hace visible al devoto por Su misericordia infinita.

La adoración de la deidad trae al devoto la presencia del Señor para su meditación y su ritmo diario. La deidad sonora que se invoca a través de los mantras y a través de los slokas, también traen la presencia de purificación a nuestras vidas, permitiéndole a los devotos estar en contacto continuo con el Señor y con Su dulce voluntad.

La deidad es representada por el maestro espiritual y los devotos, por ello, se considera que el encuentro con un devoto genuino es un divino contacto también. De igual forma, se considera sagrado visitar un sitio santo donde la deidad se encuentra presente, además donde se escuchen mantras y se encuentren devotos, un lugar con estas descripciones es el Dham o sitio sagrado.

Las deidades siguen una estricta tradición basada en lo que han descrito las Sagradas Escrituras. Los artistas que las diseñan siguen también una tradición muy antigua. Sin embargo, cuando el artista termina su obra todavía no es considerado que la plena potencia del Señor esta ahí, para esto se requiere una ceremonia donde un devoto puro del Señor lo invita a través del descenso de la misericordia del Señor, la Suprema Personalidad de Dios.

El Señor Krishna dice: "A Mi solamente me pueden comprender con amor, no es posible lograrlo a través del conocimiento o raciocinio". Quien se acerca a las instrucciones de su maestro espiritual con devoción y comienza a adorar a la deidad, a cantar sagradas oraciones y se mantiene en asociación de los devotos, vivenciará que la deidad disemina mucha fuerza espiritual y misericordia.

Esta adoración es algo vital, pero no debe ser tomada como una obligación. Sri Krishna no quiere que le adoren obligadamente. La adoración de la deidad es algo de Sudha Bhaktas. La mística relación con tu Ishtadev es que tu piensas: “Tu eres mi Señor, yo existo para Tu placer, y yo te obedeceré y haré Tu orden a través de Sri Guru".

Cada uno tiene el derecho y el deber de dar lo que recibió de su Guru a todo el mundo. Este es el criterio en la adoración a la deidad.

Me despido con este mensaje de todos ustedes, agradeciendo de todo corazón a Dios, que por Su misericordia me puso en contacto con mi Maestro Espiritual y por bendición de Él, puedo mantenerme vinculado a cada uno de ustedes.

Swami B.A. Paramadvaiti