Diamantes para compartir

Estimado lector,

Cuando escucho las hermosas enseñanzas de los acharyas anteriores, quisiera salir corriendo y volver a sankirtan, quisiera volver a distribuir este mensaje tan importante, los Santos Nombres. Muchas veces nosotros olvidamos cuánto valor tienen las cosas que nos han dado, pensamos: "Si, si el sankirtan es bueno, colectemos como sea"… Pero, sankirtan no significa colectar donaciones, aunque gracias a esas donaciones nuestros templos se mantienen, pero sankirtan significa contactar y conectar con personas y darles diamantes.
A continuación, un diálogo de ejemplo para inspirarnos en esta eterna maratón de sankirtan:

-Señor, por favor venga y escuche lo que tengo que decirle…
-Dígame...
-Le quiero regalar diamantes
-Ja! debe estar bromeando
-No no, no estoy bromeando, tengo diamantes de los más hermosos, brillantes, únicos... y tú puedes tenerlos también. Mis maestros espirituales tienen la capacidad de dar estos increíbles e invaluables diamantes y quieren compartirlos con todos. Por favor escuche y tome este libro de diamante
-Wow… mmm… ¿No me estás mintiendo?
-No le miento, esta es mi vida y se lo comparto a usted... Ahora, estoy viviendo una vida maravillosa y es mi deber compartirla distribuyendo estos hermosos diamantes, es más si no distribuyo estos diamantes no merezco de tenerlos yo mismo.

En el mundo material diamantes significa: tómalo, presúmelo, escóndelo y guárdalo en el banco o un cofre con llave, nadie anda por el mundo gritando, oye mira todos los diamantes que tengo, quieres uno? nadie o si? estarían miedosos que tu los tocaras y después desaparecieran.
Los devotos de Krsna tienen los mejores diamantes, los diamantes de Srimati Radharani y estos son muy intensos, te llenan la vida y se vuelven tu vida, una vida llena de diamantes, diamantes de Bhakti, que no tienen nada de valor cuando estás hambriento o sediento, no podemos abrazarlos y sentir cariño, ¿qué puedes hacer? solo mirarlo y volverte un completo loco…

Si crees esto, por eso es que estas aquí, sigues aquí si no ya hubieras salido corriendo… Valoremos este hermoso regalo, gracias a Srila Prabhupada. Quiero que sepan que todos ustedes son más hermosos y brillantes que cualquier diamante en este mundo.

Con mucho amor,
Swami B. A. Paramadvaiti